02
Jul

Templo Bahá’í de Sudamérica


En el corazón de este edificio hay una creencia y una aspiración: que incluso ahora, en el fracturado siglo XXI, podemos responder a un anhelo humano por unirnos, conectarnos y hacer algo que mueva el espíritu.

El templo se asienta en el borde de Santiago, de Chile, y está ubicado contra la columna vertebral de las montañas de los Andes. Fue encargado por la Casa de Justicia de Bahá’í y es el octavo y último templo continental para la Fe de Bahá’i. Pero, lo central de su resumen y su diseño es que sea un lugar de bienvenida, comunidad y significado para todos.

El templo es un lugar humano, universalmente atractivo en su forma y con su paisaje de fondo. Se trata de un edificio que busca cobrar vida con la luz. Compuesto por nueve alas idénticas, elegantemente torcidas y unidas en la parte superior, que crean un movimiento sin peso alrededor de un centro conectado a tierra.

Es ligero pero también está enraizado y tiene una sensación de permanencia. Una estructura circular con nueve lados, nueve entradas abiertas, en sentido figurado y simbólico, para todos.

El espacio interior está vivo con la luz suave que se filtra a través del vidrio fundido del exterior y mármol translúcido. Las líneas arqueadas de los bancos de madera flexibles invitan a las personas que se unan, no para una congregación, más para sentarse uno al lado del otro en tranquila contemplación, compartiendo un acto comunitario.

Dada la intimidad y delicadeza del templo es fácil pasar por alto la dureza inherente de la estructura y la ingeniería requeridas para que el edificio pueda sobrellevar el clima abrupto en esta región propensa a los terremotos durante los próximos 400 años.

El proceso para lograr esto fue bastante extraordinario, involucrando las manos de muchos artesanos e ingenieros de Canadá, Estados Unidos, Europa y Chile, y un equipo de innumerables voluntarios globales.

Es un lugar que se ha convertido en la encarnación de una aspiración humana por lo común dentro de la diversidad. Desde su inauguración es uno de los mayores atractivos de Latinoamérica: recibe a más de 1.4 millones de visitantes y atiende a más de 36.000 personas los fines de semana. Entre ellos, muchos mapuches, los pueblos indígenas de Chile, viajan hasta el templo.

Ocupa un lugar importante dentro del panorama social chileno, albergando clubes comunitarios, programas de divulgación para jóvenes y actividades para niños en asociación con las escuelas públicas. Es un lugar atemporal donde las personas se sienten como en casa, capaces de mantener sus creencias entre otros.

//revistaaxxis.com.co

La entrada Templo Bahá’í de Sudamérica aparece primero en – Revista AXXIS.



Source link